Argentina y el “principio de una sola China” - Eduardo Daniel Oviedo

Sinopsis


El presente artículo analiza la política exterior argentina hacia la “cuestión china” desde la perspectiva de las “teorías” (1) que explican dicho contencioso, entendiendo que las políticas exteriores de los Estados no solo cambian por efecto de la voluntad política de sus decisores sino que, circunstancias nuevas pueden alterar una orientación política sin haber reformulado la política exterior hacia la misma. Este es el efecto que ha provocado la “teoría de los dos Estados” sobre los gobiernos que reconocen a la República Popular China (RPCH), entre ellos, Argentina. Este país sudamericano mantuvo constante su política exterior hacia el Estado chino desde el inicio de la relación diplomática en 1945 (y aun antes, si se considera la abstención argentina a reconocer a cualquiera de los dos gobiernos existentes en China durante la Segunda Guerra Mundial) sobre la base del reconocimiento, tácito o expreso, del “principio de una sola China”. Sin embargo, esa inalterable política hacia China cambió al cambiar la posición adoptada por las partes en controversia, y con ello rompió el equilibrio esgrimido ab initio hacia las partes en aras de fortalecer el vínculo económico y político con la RPCH.

Ver Estudios Universitarios de Postgrado en Asia Pacífico

Atrás Ver contenido completo