Xinjiang: argumentos para una crisis - Xulio Ríos

Sinopsis

La crisis desatada el 5 de julio de 2009 en Urumqi, capital de la región autónoma uigur de Xinjiang y considerada “la ciudad más próspera de Asia central”, con un saldo de casi 200 muertos, la mayoría de ellos de nacionalidad Han, y varios miles de heridos y detenidos, además de causar grandes daños materiales, ha puesto de nuevo sobre la mesa la política china en materia de nacionalidades minoritarias. Dos días después, eran miles de Han, mayoritarios en Urumqi, quienes se manifestaban para clamar venganza contra los uigures. La “explosión” de violencia, similar a la ocurrida en Tíbet el 14 de marzo de 2008, obligó al presidente chino Hu Jintao, de visita en Italia, a suspender su participación en la reunión del G-8 y regresar anticipadamente a Beijing para reunir el Comité Permanente del Buró Político del PCCh, máximo órgano de dirección del país.

Ver Estudios de Asia Pacífico

Atrás Ver contenido completo