Abogado de Infancia

Según la Oficina de Defensa del Menor y el Joven de la provincia de Ontario, Canadá  el abogado del menor o del joven no es únicamente un profesional con determinadas habilidades, técnicas o experiencias en procedimientos específicos, sino que es un referente personal y un modelo social para el niño.

Los principios y valores del abogado deben ponerse en juego cuando se defiende a un menor. La función principal del abogado de la infancia es hacer escuchar la voz de los niños y adolescentes en aquellos asuntos jurídicos y administrativos que les atañen.

Como dice el proverbio africano “no hablen de nosotros sin nosotros”. Se trata fundamentalmente de “hablar al lado” del representado. El abogado de la infancia actúa como un catalizador del cambio social al promover la escucha de los menores y al construir lugares jurídicos y administrativos donde los infantes puedan tomar la palabra.

El abogado de la infancia da indicaciones precisas y adecuadas a la edad y el contexto, asesora sobre la manera en que el ordenamiento jurídico puede actuar a su favor; sensibiliza además a las organizaciones políticas y a los gobiernos para que tomen decisiones adecuadas en esta dirección.

En la misma orientación, el Consejo General de la Abogacía Española y UNICEF Comité Español, han firmado en 2017 un Convenio Marco de Colaboración que impulsará actividades formativas especiales y de difusión relacionados con la Convención sobre los Derechos del Niño.

La Universidad de Granada se suma al proyecto creando el primer Máster online en Abogacía de la Infancia y Adolescencia dirigido a profesionales de España y América Latina.