Derecho Penal - Blanqueo de capitales

Lavado de activos

Carlos Aránguez Sánchez

El delito de blanqueo de capitales, también denominado en los países latinoamericanos como lavado de activos, es un ilícito penal relativamente reciente. Desde que EEUU lo introdujera en su legislación a mediados de la década de los años setenta, la implementación de políticas para combatir el blanqueo de capitales se ha extendido a la práctica totalidad de los Ordenamientos jurídicos de todo el mundo.

El reconocimiento del blanqueo como delito no es fruto de una simple moda, sino que se debe a su enorme lesividad para uno de los pilares esenciales de nuestro modelo socioeconómico: la libre competencia.

Precisamente, los momentos de crisis económica dejan ver con toda crudeza la debilidad y la importancia que el sistema financiero tiene para nuestra vida cotidiana. Por ello es fácil comprender que la protección de ese interés, la justa formación de precios en los mercados, no es una cuestión que sólo afecte a las abstractas cifras macroeconómicas, sino que constituye un factor esencial para el desarrollo económico de los países y para la generación de una justa y equitativa distribución de la riqueza para los individuos.

Un adecuado orden socioeconómico es la base del bienestar individual, y el blanqueo de capitales, alterando las reglas naturales de la competencia, atenta frontalmente contra ese interés.

 Carlos Aránguez SánchezProfesor Titular de Derecho Penal, Universidad de Granada - IAEU