Criminología. Simulación de Enfermedad Mental

Según el diccionario de la lengua española, se define simulación como: “Fingimiento, presentación de algo como real” Una definición más específica de simulación de locura en palabras de José Ingenieros diría que: “el delincuente como todos los individuos que viven en una sociedad, está sometido al principio de la lucha por la vida, pudiendo recurrir a innumerables formas de simulación, útiles en la lucha, cuando circunstancias especiales lo hagan conveniente” (Ingenieros, 1956). Para el DSM IV significa La producción intencionada de síntomas físicos o psicológicos desproporcionados o falsos, motivados por incentivos externos, como no realizar el servicio militar, evitar un trabajo, obtener una compensación económica, escapar de una condena criminal u obtener drogas” (DSM IV, 1995).

La simulación de enfermedad mental dentro del ámbito penitenciario es un recurso utilizado por quien es juzgado, con el fin de evitar el castigo consecuente de un delito penal. El Código Penal Argentino, explicita en su artículo número. 34, que quien no sea capaz de comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones al momento del hecho, queda exento de la pena que correspondería para tal (inimputabilidad). De ahí el interés manifiesto por aparentar padecer una enfermedad mental inexistente que exima de responsabilidad al autor del hecho.

Otra causa que pudiera motivar la del ámbito penitenciario, puede originarse en el interés por obtener un cambio de alojamiento y conseguir un régimen de alojamiento más benigno...

Acceso al artículo online completo

Estudios Universitarios de Postgrado y Máster en Derecho