PL - Curso Blanqueo de activos a través del mercado cambiario y comiso de bienes

 

Jaime Náquira Riveros, Profesor Titular de Derecho Penal Pontificia Universidad Católica de Chile

En la doctrina internacional se suele hablar del delito de lavado de dinero como un fenómeno particular y estrechamente vinculado a la globalización y  la evolución exponencial de las formas y procesos en que se desarrolla la actividad económica. Asimismo, generalmente se lo vincula con las diversas nociones de criminalidad organizada, en el entendido que esta forma de criminalidad lleva aparejada la creación de grandes sumas de dinero ilícito que requieren ser blanqueadas, y con su carácter eminentemente internacional o trasnacional.

Evidentemente, el lavado de dinero como fenómeno es posible analizarlo desde bien antiguo, dado que este resulta ser la otra cara de la moneda respecto de actividades ilícitas que permiten obtener ingentes ganancias. El objetivo último del dinero ilícito, ha sido siempre conseguir su entrada en el circuito financiero y económico formal, con la finalidad que éste parezca a todas luces como perfectamente legal y fuera de sospecha alguna, lo cual permitirá ser utilizado por los miembros de la organización. Para lograrlo, es necesario utilizar alguna de las posibilidades que ofrecen los distintos agentes financieros, bancos y demás operadores sistema económico financiero, entre las cuales destacan las operaciones de cambios internacionales, las que son utilizadas por muchos blanqueadores en consideración a sus ventajas comparativas: a) son ámbitos regulados de forma bastante permisiva, b) La gran mayoría de los operadores del sistema de prevención y control no tiene conocimientos técnicos de la forma como operan, c) Son operaciones sumamente rápidas lo cual dificulta una pesquisa oportuna, d) Por regla general son operaciones internacionales con ramificaciones en varios países, lo cual entorpece una persecución penal efectiva, ya que aun cuando puedan existir determinadas normas de cooperación internacional, sus plazos de reacción no guardan relación con algunos plazos internos fijados por los sistemas procesales.  

Sin perjuicio de lo señalado precedentemente nos parece interesante destacar que esta visión fenomenológica que puede resultar sumamente interesante para un análisis sociológico o criminológico del tema, en ocasiones presenta una serie de problemas a los operadores jurídicos que deben interpretar la norma con el objeto de buscar sus límites objetivos, dado que la mayoría de los ordenamientos jurídicos al momento de regular y tipificar un tipo penal de blanqueo no incorporan dentro de la tipificación estos elementos (Factor Internacional o trasnacional / Criminalidad Organizada / Grandes sumas de dinero involucradas), permitiendo se sancionen casos de diversa envergadura (pequeños / medianos / grandes) como también casos que sólo tengan una relevancia nacional y que no estén ligados a actividades de criminalidad organizada. 

Acceso al Curso Blanqueo de activos a través del mercado cambiario y comiso de bienes