PL - Curso Justicia Penal y Derechos Humanos en America Latina

José Thompson, Director Ejecutivo del Instituto Interamericano de Derechos Humanos 

A través de la historia se ha hablado sobre la existencia de derechos inherentes a la condición de ser humano, hasta llegar, más bien en la modernidad, a su concreción en el plano nacional y, más recientemente, en el internacional. Este proceso ha adquirido una particular naturaleza en América Latina acorde con las tendencias en la materia a nivel internacional. Este grupo de derechos ha adquirido una especificidad propia y un progresivo consenso en usar el término “derechos humanos”.

La amplitud de los derechos humanos y su vocación de influir en las distintas ramas jurídicas, imponiendo una serie de enfoques y de procedimientos, ha tenido y tiene importantes implicaciones para la vigencia de las instituciones penales y sus procedimientos, al punto de llegar a proyectar en la figura del Derecho Penal Internacional consecuencias para la infracción de ciertas normas y principios, que habrían sido impensables hasta hace poco tiempo.  Por ello, el estudio y análisis de los derechos fundamentales de la persona humana –los derechos humanos- es prácticamente ineludible si se está involucrado en alguna faceta del sistema penal y si también se busca que su aplicación sea respetuosa de las obligaciones asumidas por los Estados en otros ámbitos.

El recorrido que proponemos para este tema nos llevará, en primer lugar, a clarificaciones conceptuales que se basarán en una perspectiva histórica, para después adentrarnos en las características de lo que proponemos como “Derecho de los derechos humanos”, una estructura compleja que incide en las disposiciones penales de fondo y de forma, en su interpretación y en su ejecución; especialmente cuando se toma en cuenta la doctrina generada en la Región por los órganos más calificados respecto de estos temas.  Finalizaremos con una mirada a los desarrollos más recientes de esta intensa relación entre lo penal y los derechos humanos, en las diversas facetas que conforman la justicia penal internacional.

El término “derechos humanos”, a pesar de lo extendido de su uso en la actualidad, no encuentra un único sentido y no está exento de producir polémicas y equívocos, lo cual se debe a que se aplica, con igual denominación, a situaciones y contextos esencialmente diversos.  En efecto, uno puede considerar que los “derechos humanos” son todos aquellos atributos que deben reconocerse a la persona humana por el mero hecho de ser tal, es decir, los valores esenciales de toda persona; esta es una perspectiva “axiológica” o “valorativa” de los derechos humanos.  Esta primera es, sin duda, la concepción más vieja que puede relacionarse con el concepto de “derechos humanos”, puesto que existe debate acerca de los atributos esenciales del ser humano desde la Antigüedad y la reflexión al respecto sigue siendo válida hasta nuestros días: ¿cuáles son las condiciones mínimas que un ser humano requiere para desarrollarse como tal? y ¿cómo darle carácter de “derechos” a estos atributos?  Los debates en este contexto siguen alimentando la posibilidad de hablar acerca de si es posible crear o reconocer “nuevos” derechos, o bien de cómo hacerlos compatibles entre sí, y seguramente seguiremos por mucho tiempo debatiendo al respecto.

Acceso al Curso Justicia Penal y Derechos Humanos en América Latina