Cursos de Neuropsicologia - Esclerosis Múltiple

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

* Sandra Inés Vanotti, Hospital J.M. Ramos Mejía, Facultad de Psicología - Universidad de Buenos Aires.

La Esclerosis Múltiple (EM) es la primera causa de discapacidad neurológica en adultos jóvenes y es el trastorno desmielinizante más común del sistema nervioso central. Se la considera una alteración autoinmune crónica con características tanto inflamatorias (destrucción de la mielina) como degenerativas (pérdida axonal). Es la tercera causa principal de discapacidad -después de los traumatismos encefalocraneanos y las enfermedades reumatológicas- en el grupo etáreo de a 20  a 50 años.

Desde las primeras descripciones de la enfermedad por Charcot en 1877 ya se anunciaba la presencia de alteraciones neuropsicológicas. Las validaciones epidemiológicas evidencian que la frecuencia de los déficits  en EM es del 40 al 60 %. Éstos son un área de preocupación para los especialistas de la salud por el impacto que ejercen sobre las actividades de la vida diaria produciendo la disminución en la calidad de la misma. Ha sido ampliamente documentado en las últimas décadas y continua siendo un importante objeto de estudio de interés científico y clínico. El impacto es claramente discapacitante, especialmente por el rango de edad que los pacientes transitan, dado que se hallan en pleno desempeño educacional, laboral y social.

Aunque el patrón no es homogéneo, se observa un perfil subcortical, con déficit en la memoria reciente, la atención, la velocidad de procesamiento de la información, las habilidades viso-espaciales  y las funciones ejecutivas. Por el contrario raramente se ve afectado el lenguaje y las funciones intelectuales.

Los trabajos  epidemiológicos acerca de las alteraciones neuropsicológicas en EM muestran que la presencia de éstas no está relacionada con la edad, ni con el género, el tiempo de evolución de la enfermedad o el grado de discapacidad física (evaluada a través de la escala EDSS). Tampoco está relacionado con el grado de Depresión ni con el uso de medicación psicotrópica. En cambio la presencia de déficit sí estaría relacionada con elementos objetivos imagenológicos (especialmente en Imágenes de Resonancia Magnética -IRM- de encéfalo). 

Para su evaluación en el ámbito clínico existen las escalas de discapacidad, los cuestionarios de pre-screening, las baterías de screening y las baterías de tipo extensiva, diseñadas para la detección del deterioro cognitivo. La obtención de las dificultades neuropsicológicas es valiosa para poder caracterizar y determinar estos síntomas causados por la enfermedad pero también posibilita que los profesionales del ámbito de la salud obtengan las herramientas necesarias para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Esta pesquisa también permite diferenciar la influencia del compromiso emocional y/o de la fatiga, los cuales inciden negativamente en el rendimiento neuropsicológico. Su detección es vital para una mejor calidad de vida del paciente y su entorno familiar, social y laboral.

*Sandra Inés Vanotti
,  Profesora de los Estudios en Neurociencias del IAEU Universidad Europea Miguel de Cervantes

Consulte también los cursos breves del Programa Libre de Postgrado Universitario