Qué es la Demencia Cortical

David P. Salmon, Ph.D

La preparación de esta asignatura fue financiado con los fondos de los subsidios AG-05131 del Instituto Nacional del Envejecimiento (National Institute of Aging - NIA) a la Universidad de California, San Diego.

Los contenidos de la asignatura describen los déficits neuropsicológicos asociados con la “Demencia cortical”, que tiene su principal foco neuropatológico en las cortezas de asociación y en las estructuras del sistema límbico conexo (por ejemplo, el hipocampo, la amígdala, la corteza cingulada). 

En primer lugar, se trata la causa más común de Demencia cortical, la enfermedad de Alzheimer, seguida por la demencia con cuerpos de Lewy, la demencia frontotemporal, la demencia vascular y la enfermedad de Creutzfeld-Jakob. 

Con el fin de resaltar las características neuropsicológicas distintivas del síndrome de Demencia cortical engendrado por estos trastornos, el patrón de déficits asociados con cada uno se comparará y cotejará en los distintos trastornos y con el patrón producido por los trastornos que dan como resultado un síndrome de Demencia subcortical (por ejemplo, la enfermedad de Huntington). 

La Demencia es una afección adquirida de deterioro intelectual generalizado causada por una disfunción cerebral. De acuerdo con los criterios diagnósticos más ampliamente aceptados en relación con la demencia (DSM-IV; Asociación Norteamericana de Psiquiatría, 1994), el deterioro de la memoria y al menos un déficit en otro dominio cognitivo (por ejemplo, reducción en el lenguaje, en las capacidades visoespaciales o en el discernimiento y el pensamiento abstracto) deben estar presentes y ser lo suficientemente severos como para interferir significativamente con el funcionamiento social o laboral (es decir, afectar negativamente las actividades habituales de la vida diaria). Además, el deterioro cognitivo debe representar una disminución significativa de un nivel de funcionamiento previo (es decir, que se adquiere), y no debe ocurrir exclusivamente durante el transcurso de un delirio.

La Demencia puede surgir de una gran variedad de trastornos etiológicamente y neuropatológicamente distintos que generan patrones algo diferentes de capacidades cognitivas relativamente preservadas y deterioradas. Esto ha sido demostrado muy claramente mediante la comparación de los síndromes de demencia asociados con enfermedades neurodegenerativas que involucran primordialmente regiones de la corteza cerebral (por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer, la demencia frontotemporal) y las que tienen su lugar principal en las estructuras cerebrales subcorticales (por ejemplo, la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Parkinson, la Parálisis Supranuclear Progresiva). Aunque se sabe bien que los cambios patológicos en las distintas enfermedades neurodegenerativas no se limitan a las regiones cerebrales corticales o subcorticales, la distinción entre demencia cortical y subcortical sirve como un modelo útil para describir los patrones generales de déficits neuropsicológicos que se observan en los distintos trastornos....

*David P. Salmon, Ph.D., Departamento de Neurociencias, Universidad de California, San Diego, USA. Profesor del Máster Internacional en Neuropsicología del IAEU Universidad Europea Miguel de Cervantes

 

Consulte también los cursos breves del Programa Libre de Postgrado Universitario

Ver Neuropsicologia Clínica