Psicopedagogia - El método de casos en el Espacio Europeo de Educación Superior

Deilis I. Pacheco-Sanz
Jesús Nicasio García-Sánchez 

El proceso de construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (en adelante EEES) se inicia con la declaración de La Soborna de 1998 (MECyD, 2003), consolidándose y ampliándose con la declaración de Bolonia de 1999, en la que los ministros europeos de educación instan a los estados miembros de la Unión Europea a desarrollar e implantar en sus países una serie de actuaciones dirigidas a promover las oportunidades de trabajo y competitividad internacional e impulsar la cooperación europea para garantizar la calidad de la educación superior. El reto es hallar la excelencia en docencia y puede conseguirse si las concepciones y culturas docentes del profesorado y la cultura de las disciplinas convergen hacia los mismos criterios de calidad (Fidalgo y García, 2008; Martínez-Cocó, García, Robledo, Díez, Álvarez, Marbán, De Caso, Fidalgo, Arias-Gundín, Pacheco y Rodríguez, 2008; Ministerio de Educación Cultura y Deporte, 2003; Ministerio de Educación y Ciencia, 2006). 

Afrontar el reto de cambiar la cultura docente de los profesores para satisfacer los nuevos desafíos sociales y culturales no es fácil. Se hace imprescindible cambiar no sólo las estrategias metodológicas y de evaluación del profesorado, sino el conjunto de elementos que conforman su orientación y perfil docente, sobre todo los valores, actitudes y concepciones sobre docencia, pero también la visión que tiene el profesorado de las nuevas generaciones y su potencial como contribuidores al desarrollo del conocimiento. En parte tiene que ver con un cambio en la actitud del profesorado, en parte con un cambio en la cultura de las disciplinas que promueva el trabajo cada vez más interdisciplinar.

Con la integración dentro del Espacio Europeo, se pretende que los docentes se propongan como objetivo el desarrollar una serie de competencias genéricas y específicas que les acerquen a la labor y la realidad educativa. Competencias generales como: trabajo en equipo, reconocimiento a la diversidad, capacidad de organización y planificación, creatividad y motivación por la calidad, habilidad en las relaciones interpersonales, compromiso ético, razonamiento crítico, toma de decisiones; y, competencias específicas como: crear escenarios educativos motivadores, distinguir técnicas o estrategias motivacionales según su teoría, diseñar actividades atractivas y motivantes para aplicar al aula, evaluar la motivación del alumno, actitudes positivas hacia las diferentes situaciones, empatizar y enseñar estrategias para aprender a empatizar, solucionar y transmitir cómo solucionar dilemas morales, y ayudar a los alumnos a “saber ser”.

En este sentido y en aras de satisfacer las demandas que a nivel educativo imperan en la actualidad, tanto para promover un trabajo efectivo en pro de un cambio de perspectiva del profesorado como para promover el aterrizaje sistemático de estrategias que se adapten a dichos cambios y que promuevan, por medio de distintas técnicas y métodos, los valores de convivencia y de resolución de conflictos de manera pacífica, positiva y asertiva, se presenta el estudio de casos como una metodología centrada en el desarrollo de competencias adaptadas a los nuevos planes de estudios propuestos dentro del Espacio Europeo de Educación Superior. (Arias-Gundín, García, Marbán, de Caso, Fidalgo, González, Martínez-Cocó, Rodríguez, Pacheco, Robledo, Díez y Álvarez, 2008; Díez, García, Robledo y Pacheco, 2008; Pacheco, García y Díez, 2008; Ruiz, Anguita y Jorrín, 2006). 

Deilis I. Pacheco-Sanz y Jesús Nicasio García-Sánchez - Profesores de la Universidad de León - IAEU - Máster en Psicopedagogía Psicoeducativa